Dislexia en Adultos

 

La dislexia es un término alternativo utilizado para referirse a un patrón de dificultades del aprendizaje que se caracteriza por problemas con el reconocimiento de palabras en forma precisa o fluida, deletrear mal y poca capacidad ortográfica. Si se utiliza dislexia para especificar este patrón particular de dificultades, también es importante especificar cualquier dificultad adicional presente, como dificultades de comprensión de la lectura o del razonamiento matemático. American Psychiatric Association., Kupfer, D. J., Regier, D. A., Arango López, C., Ayuso-Mateos, J. L., Vieta Pascual, E., & Bagney Lifante, A. (2014). DSM-5: Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (5a ed.).

 

Si utilizamos estos criterios diagnósticos en edad adulta, nos encontramos con un trastorno, que diagnosticado o no en edades tempranas, permanece en el tiempo. Es decir, la dislexia en adultos. 

 

Cuando se llega a la edad adulta, tras haber pasado un verdadero calvario en las etapas educativas, superadas a veces con esfuerzo y resilencia, o abocadas tristemente al fracaso y abandono escolar, se plantea ¿por qué me sigue pasando?. Difícil respuesta se encuentra, pero gracias a los nuevos proyectos de investigación, redes sociales, asociaciones y, en general a una mayor concienciación, comienza descubrir la dislexia en adultos. Se empieza a sospechar que lo que le pasa y le ha pasado, puede tener una respuesta. 

¿Cómo podemos reconocer las dificultades en la edad adulta?

 

Sirvan estas características a modo de discriminación:

 

  • Cuando alguno o varios de mis familiares tienen o han tenido dislexia u otros problemas al aprender a leer o hablar. 

  • Tuve problemas para aprender a leer y escribir en la etapa escolar.
    Siempre he necesitado ayuda de familiares y otras personas para leer los textos escolares.

  • La lectura siempre me ha producido una sensación de cansancio y fatiga extrema. 

  • Mi capacidad de lectura no me permite afrontar con éxito las tareas académicas que me exige.

  • Si puedo y tengo alternativa, evito leer y escribir.

  • Mi lectura es lenta y dificultosa. A menudo necesito volver atrás y releer el texto para comprenderlo.

  • A pesar de los esfuerzos por hacerlo bien, siempre he llamado la atención en la etapa escolar por mis faltas de ortografía y la falta de organización de lo que escribo.

     

No existe una prueba única como tal para evaluar la dislexia adultos. Cuando evaluamos dislexia en adultos aplicamos un protocolo de varias pruebas, que abarcan los siguientes ámbitos:

  • Autoinforme sobre trastornos lectores para adultos.

  • Habilidades relacionadas con el funcionamiento lectoescrito:

    • Comprensión lectora y Velocidad lectora.

    • Pruebas Fonológicas: Lectura Palabras, Lectura Pseudopalabras,  Spoonerismos (transposición de sonidos o letras), Supresión silábica, Supresión fonémica.

    • Expresión escrita y Ortografía.

  • Habilidades relacionadas con el funcionamiento cognitivo/lingüístico (procesos mentales no lectoescritos)

    • Atención.

    • Inteligencia.

    • Lingüísticas: Vocabulario, Sintaxis y pragmática.

    • Psicomotrices y de coordinación.

    • Tareas de denominación: Imágenes y números

    • Detección de movimiento y velocidad.

  • Otras: desempeño en la vida diaria. Test de personalidad (autoestima, emociones, consecución de logros, frustración)

Rubén Iduriaga Carbonero

                                 Psicólogo y Logopeda

                                                        NºCol COP: M-12030/NºCol CLM: 28/0192

                                                           Neuron Centro Psicopedagógico del lenguaje

 C/Puerto de Maspalomas 1, 1º-4 28029 Madrid

 Av. Bellas Vistas 6 (bajo) 28925 Alcorcón, Madrid

691 53 38 51 neuronatencion@gmail.com 

  • Centro_Psicopedagógico_y_del_Lenguaje_Neuron
  • Centro Psicopedagógico Neuron
  • Instagram
  • Centro Psicopedagógico Neuron
  • Centro Psicopedagogico Neuron
SOCIO INSTITUCIONAL.png